Arwen.

Desde niña me cautivó el mundo de la fantasía y todos sus habitantes. Quise representar para un concurso de la Sociedad Tolkien Española tales sentimientos, decantándome por uno de los personajes más fieros que conozco: el de Arwen, de El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien. Me dejé llevar por texturas y capas, superposiciones y garabatos, como últimamente andaba mi estilo personal. Anhelaba representar el mar de emociones que siempre significó para mí este personaje, pero quizá desde su lado más tierno.

Está realizado enteramente de forma digital, jugando con texturas y capas.